Se consolida la tendencia positiva hacia la digitalización y el uso del e-commerce por parte de las pymes

14/06/2017

Se consolida la tendencia positiva hacia la digitalización y el uso del e-commerce por parte de las pymes

El porcentaje de pymes que vende por internet ha incrementó 4 puntos porcentuales respecto a 2016 llegando a una cifra actual del 23,7% de pymes que disponen de una plataforma digital de venta online.

Estos datos se deducen de un informe efectuado a partir de 1.236 entrevistas telefónicas en el territorio nacional durante mayo de 2017, el cual revela que las pymes con e-commerce aumentaron más que aquellas que solo cuentan con una tienda física.

Hay una tendencia positiva hacia la digitalización y el uso del e-commerce por parte de las pymes. En lo que llevamos de año, el 5,4% de las ventas totales de las pymes se han realizado a través de canales de venta online frente a un 4% en 2016.

En cuanto al volumen de negocio, el 77,5% del volumen de todas las pymes proviene de la tienda física, el 12,3% de una red comercial y el 4,5% de ventas telefónicas. En el caso de las pymes con estrategia de venta online, el porcentaje de ventas a través de e-commerce representa el 20,8%.

En este sentido, las pymes con estrategia de venta online son más optimistas en su previsión de ventas a diferencia de las que carecen de plataforma digital. Un 44,3% de las tiendas sin presencia en el e-commerce confía en que sus ventas físicas aumentarán, esta cifra sube hasta un 68,4% en el caso de las que tienen plataforma online con ventas a través de un ordenador y un 67,7% respecto a las disponen de una plataforma responsive.

Según el estudio, las pymes españolas son conscientes de la importancia de la transformación digital y un 60% la considera fundamental para el éxito empresarial.

Los beneficios y ventajas que las empresas tienen en cuanta a la hora de implementar la venta online son: las oportunidades de incrementar las ventas, la visibilidad y la posibilidad de atraer nuevos compradores. Un 22,3% valora también la posibilidad de internacionalizar el negocio.

Sin embargo, el 44% de las pymes se resisten a la digitalización por el coste que comporta, por las dificultades logísticas de entrega de productos y la dificultad en la atención al cliente.

La falta de formación también es un hándicap para los empresarios que se resisten al cambio, entre ellos un 65% considera no disponer de los conocimientos suficientes y un 72% afirma no haber recibido una formación especializada en e-commerce.

Aun así el estudio concluye que las pymes cada vez están más preparadas para dar el salto digital.

 

CATEGORíA: