Pymes, mejor sin complejos

09/10/2019

Pymes, mejor sin complejos

Pymes, mejor sin complejos

Castilla y León es una comunidad en la que el tejido empresarial está formado mayoritariamente por pymes, las cuales han venido padeciendo los males de la falta de tamaño crítico y de recursos, que les ha impedido asumir mayores retos en el ámbito de la I+D. Buscar nuevos mercados, y por qué no, ayudas para abordar proyectos ha supuesto una salida de esta situación para muchas de nuestras empresas. 

Una de las convocatorias de mayor éxito en cuanto a participación de las empresas de Castilla y León a nivel europeo es Instrumento Pyme, en el marco de Horizonte 2020. Y no sólo por lo atractivo del retorno económico de sus tres fases escalonadas, sino por tratarse de un instrumento con foco en las pymes y en el que los proyectos pueden presentarse de forma individual. 

Ese es otro de los principales frenos que las empresas de la comunidad han tenido a la hora de aventurarse a participar en proyectos europeos: la colaboración con otras empresas. Ese miedo a plantear estrategias de futuro conjuntas o a compartir retos tecnológicos por el temor a que otros aprovechen o se apropien del esfuerzo propio, ha motivado que se pierdan oportunidades de estar en la punta de lanza de la I+D en determinados sectores. 

Tanto las estrategias de especialización inteligente (RIS3) de las regiones, como las múltiples iniciativas de innovación abierta que se están poniendo en marcha buscan, entre otros objetivos, conseguir que mediante la colaboración se puedan vencer las carencias de tamaño y enfoque transnacional de la tecnología y los mercados. 

Horizonte Europa, sucesor de Horizonte 2020, basará su estrategia a partir de 2021 en tres pilares: ciencia abierta, desafíos globales y competitividad industrial e innovación abierta, de cara a generar empresas tecnológicas de rápido crecimiento y en  un número suficiente. 

En materia de financiación se intentará complementar el sistema tradicional de ayudas públicas o subvenciones con otro de financiación privada que permita acelerar de manera más eficiente startups tecnológicas. Se ha planteado para 2019 una primera prueba en Fase II de Instrumento Pyme en la que se dará entrada a financiación privada vía equity a través de una fórmula de financiación combinada.

La Comisión Europea es consciente de la importancia de tener una buena combinación de inversión pública y privada, que podrá dar  origen a modelos de ecosistemas de innovación mucho más dinámicos que permitan paliar los problemas de nuestras pymes. En definitiva, pymes: mejor sin complejos.

 

Rafael Pérez

Responsable de FI Group en Castilla y León

CATEGORíA: